Saltar al contenido
Blog sobre pastillas, marcas y dietas para perder peso.

Síndrome de Stendhal

Síndrome de Stendhal

El Síndrome de Stendhal es una especie de afectación psicosomática que suele presentarse en algunas personas de una manera temporal. Justo en el propicio momento en el que puede encontrarse observando obras de arte de gran atractivo y esplendor. Es reconocido como síndrome por la doctora en psiquiatría Graziella Magherini a partir del año 1979.

Este desorden psicosomático conocido como el Síndrome de Stendhal produce un alto ritmo en el corazón o mareos. En algunos pacientes puede causar alucinaciones cuando se en encuentran sorprendidos por el esplendor y belleza de la obra o cuadro que admira, reacciones muy marcadas cuya calificación pueden considerarse fuera de la normalidad.

La primera persona en dar una explicación y describir al síndrome Stendhal fue el autor francés del siglo XIX Stendhal. Por cuyo nombre es el que se le ha dado como nombre este síndrome. Aunque el nombre real de este autor era Henri-Marie Beyle. Narración que hace en un viaje realizado por el en el año 1817 a Florencia.

En sus escritos hace una descripción explicita de todo lo que sintió, cuales fueron las emociones que vivió el escritor cuando estuvo al frente y el momento de entrar a la basílica de la Santa Cruz en Florencia.

Esta narración está escrita en su libro “Nápoles y Florencia: Un viaje de Milán a Reggio”. Detallando este autor una sensación de brillo y esplendor por la belleza de esta magnífica edificación. Al igual que una sensación de mareo y confusión a la vez al contemplar la magnificencia del arte. Aplicado en la estructura de la basílica de Florencia y los monumentos aledaños que iba observando en caminar por las calles florentinas.

No obstante a que existieron muchas más evidencias de la presencia de este síndrome. En algunas personas con diversas manifestaciones, luego de la descripción de Stendhal. Este cuadro de síntomas no fue identificado ni clasificado como un síndrome psicológico sino hasta el año 1979 .

Características

Generalmente es padecido por personas extranjeras que van de visita a ciertos lugares a ver obras de arte, específicamente en turistas. Los síntomas que se consideran profesionalmente como característicos del síndrome de Stendhal tenemos:

  • Experiencias psicosomáticas que padece el individuo de una forma que no le resulta agradable. Sudoración, sensación de que se ahoga o falta de aire, confusión, aceleración del ritmo del corazón, mareos y otros

Causas

De acuerdo a exámenes de tipo psicoanalíticos que se vienen realizando desde el descubrimiento del sindrome de Stendhal por la doctora Magherini. Una de las causas principales provienen del hecho de verse la persona frente a una obra de arte original que ha admirado por mucho tiempo y que solo veía en imágenes.

Siendo como una especie de evocación peculiar del individuo, no existe razón genética, ni evolutiva para este padecimiento. Esta sensación causa una especie de confusión debido a la excitación placentera. Pasando todo limite, para luego convertirse en una sensación más bien desagradable.

Algunos investigadores sostienen que el síndrome de Stendhal viene dado por las expectativas que tiene el individuo antes de realizar el viaje. Cuando esta frente a la obra ve extralimitada sus expectativas causándole un gran asombro. La mayoría de las personas sentimos placer cuando algo nos causa sorpresa. Cuando esta posición supera los límites y se pierde el control ya se podría decir que se está frente al padecimiento de este síndrome.

Síndrome de Stendhal
Síndrome de Stendhal

Síntomas del sindrome de Stendhal

De acuerdo a las investigaciones recientes por ser el síndrome de Stendhal poco conocido. Suele ser que en algunos casos haya confusión entre una emoción repentina o un estado de entusiasmo.

Estos síntomas han sido clasificados en 3 grupos pueden ser trastornos de percepción, del estado anímico de la persona. Por ultimo estados de ansiedad.

La mayoría de los casos con presencia de este síndrome de Stendhal suelen presentarse con cuadros clínicos breves cuyos síntomas pueden ir desde lo físico a lo psicológico tales como:

  • Ansiedad, estados depresivos, euforia, desorientación, mareos y desvanecimientos. Sensación de culpa y de persecución, alucinaciones hasta impulsos de destruir la obra. O por el contrario miedo de destruirla, hasta la amnesia.

Pueden ser distintos en cada individuo pero generalmente coinciden en algunos aspectos tales como, que podría ser que sucede en una ciudad especifica por la belleza que representa, personas extranjeras ante una obra o un artista especifico

Diagnóstico y Tratamiento

No existe mucha información científica con respecto al tratamiento del síndrome de Stendhal. Dado que el padecimiento es un cuadro clínico menor generalmente. Lo sufre una minoría de personas y en ciertos lugares

Por ser muy poca la proporción de individuos o que se pueda decir que exista un grupo o una población especifica que presenten estas características. O que sufran los eventos relacionados con el síndrome de Stendhal no existe un diagnóstico, ni un tratamiento determinado para tratarlo.

Solo la atención a cada paciente de acuerdo a las diferencias individuales sufridas o experimentadas.

Investigaciones realizadas hace más de 20 años al inicio del descubrimiento del sindrome de Stendhal. Hechas por un equipo de especialistas en psiquiatría dirigidos por la doctora Gabriella Magherini. Médico psiquiatra que ha tratado y analizado la mayor cantidad de casos provenientes de este síndrome. Organizó una programación por persona en la ciudad de Florencia.

El grupo de especialistas se enfocaban a tratar los casos de turistas. Venían presentando los síntomas clínicos que caracterizan el síndrome de Stendhal.

De acuerdo a cada caso se atendía a los pacientes los que presentaban los síntomas leves se le practicaba una revisión simple. Se les daba estabilización, en algunos casos simplemente padecían de mareos o taquicardias

No obstante se encontraron casos bastante graves especialmente de síntomas psicóticos que ameritaban el ingreso inmediato. En realidad no existe tratamiento específico para los síntomas. Debe ser tratado de acuerdo a la individualidad personal de quien lo padece. Sin embargo, en otros casos más graves sí que podría precisarse el ingreso (por ejemplo, en casos de cuadros psicóticos).

[Total:2    Promedio:5/5]