Saltar al contenido
Blog sobre pastillas, marcas y dietas para perder peso.

Metamizol

Metamizol

Hola! Bienvenido/a a toda la información sobre las pastillas Metamizol. En este blog te vamos a contar todo lo que tienes que saber sobre estas pastillas que pueden llegar a ser interesantes para ti.

 ¿Qué es Metamizol?

Suele utilizarse para intentar calmar los dolores agudos, pero en algunos casos también se utiliza en casos de que el paciente tenga la fiebre alta. Además puede ser que en alguna ocasión lo hayas tomado por un fuerte dolor de muelas.

¿Para qué sirve Metamizol?

Este medicamento está indicado para todas aquellas persones que tienen los siguientes dolores.

  • Dolor severo.
  • Postraumático y quirúrgico.
  • Cefalea o dolor tumoral.
  • Dolor espasmódico asociado con espasmos.

Sólo se tiene que usar el Metamizol sódico inyectable en algunos casos que no es posible hacerlo por otra vía.

¿Quién no puede tomar Metamizol?

  • Está prohibido que los niños menores de 3 meses o con un peso menor de 5 kilos tomen esta clase de medicamentos, ya que pueden presentar trastornos en la función renal.
  • No tomar durante el embarazo o la lactancia.

¿Cómo se toma?

Se debe administrar de forma lenta a 1 ml/min y con el paciente en modo decúbito. Es recomendable vigilar la presión sanguínea, la respiración y la frecuenta cardiaca de la persona a la que se le va a someter este medicamento.

  • Vía Oral: 500 mg cada 8 horas.
  • Cápsulas: Deben tomarse enteras sin masticar y con un poco de agua.

¿Qué hago si hay una sobredosis?

Si el paciente que ha tomado Metamizol ha tomado una sobredosis de este medicamento se requiere atención médica. No obstante, si está consciente deberá vomitar seguido de una estimulación de la pared faríngea posterior.

Efectos secundarios

Al igual que todos los medicamentos pueden existir efectos secundarios. Esto no significa que todas las personas pasen por ellos, pueden llegar a ser los siguientes.

  • Reacción alérgica.
  • Ataques de asma en personas con síndrome de asma.
  • Reacciones cutáneas.
  • En pocos casos, disminución de la presión arterial.
  • Lesiones mucosas, fiebre y dolor de garganta.

Si notas algunos de estos efectos secundarios debe se ir a su médico o centro de salud y decírselo.

[Total:2    Promedio:5/5]